SANCHO

En 1947 un grupo de trabajadores desempleados provenientes de diferentes empresas de calzado quebradas en Almansa, España, tomaron la decisión de salvar sus puestos de trabajo y la industria del pueblo. Después de años de guerra civil muchos ciudadanos fueron forzados al exilio o decidieron marcharse a grandes ciudades en busca de trabajo. En general la economía Española estaba colapsada y el país roto. Pero este grupo de trabajadores de forma colectiva montaron una fábrica cooperativa industrial de calzado y este fue el inicio de las botas Sancho Abarca. Su esfuerzo y duro trabajo salvó al pueblo de Almansa llegando a emplear a 1.000 trabajadores disponiendo de barbería, supermercado propio y guardería privada. Sancho Abarca fue la primera empresa de calzado en exportar y dotar a sus empleados de derechos sociales como el seguro médico. 

Sancho Garcés II, rey de Pamplona y conde de Aragón inspiró el nombre de la marca. Sancho II, apodado Abarca, proveía a sus soldados con un calzado muy cómodo, blando y silencioso al caminar llamado en España "abarcas" y así su ejercito podía acercarse sigilosamente para atacar al enemigo. Esa estrategia fue simple y efectiva ayudando a su ejercito en la victoria de muchas batallas al finales del siglo décimo.

La marca Sancho Abarca creció de una manera fuerte y rápida en el mercado convirtiéndose pronto en la mayor y más importante corporación Española de calzado. Al principio la empresa estaba especializada en Botas militares para ejércitos Europeos. La fábrica de Sancho en la actualidad es una empresa competitiva y que fabrica botas estilo camperas, tejana, urbana y motorista. La fabricación Goodyear Welted hace de las botas una pieza casi irrompible pues era la que utilizaban los cowboy americanos para poder cambiar las suelas y tacones y que la estructura básica de la bota se mantuviera y durara muchos años. Las botas de nuestra marca Sancho Abarca se fabrican íntegramente en España. 

La reputación de nuestras botas es reconocida por la selección de pieles y otros materiales de primera calidad, el trabajo artesanal de la mano de obra y el buen ajuste del calce de la horma. Todo esto con el tiempo ha significado la apertura de mercados en el extranjero. Hoy el producto se puede encontrar a través de Europa, desde Rusia a Japón y más allá.

Desde 1997 hasta 2013 nuestro distintivo se convirtió en Botas Sancho.

A principios del 2015 hemos recuperado nuestra marca original Botas Sancho Abarca - " de vuelta a las raíces".

En Sancho somos unos auténticos enamorados de las botas, del romanticismo de su fabricación más tradicional, del buen saber hacer de esta marca que se distingue por ser fiel a sus principios como priorizar la calidad de sus materias primas y cuidar cada detalle de su fabricación.

Estas son tus botas Sancho Abarca.

Estas botas no están hechas sólo para caminar.

Estas botas están hechas para viajar por el mundo.

Estas botas están hechas para que vivas tus sueños.

Estas botas son para siempre. Cuídalas y disfrútalas.

           


TOP
¡Producto añadido con éxito al comparador!